fbpx

La sociedad de la información en la cual estamos insertos, nos lleva a trabajar donde la información está, lo que nos muestra que la oficina tal y como la conocemos deja de ser indispensable, ya que podemos hacer las tareas laborales desde nuestra casa o desde cualquier ubicación en el mundo.

Sumando el fenómeno de emergencia sanitaria que ha desencadenado el Coronavirus nos vemos ante una exigencia de flexibilidad para mantenernos como sujetos productivos.

Se pone sobre la mesa que lo importante es el empleo y las tareas, dejando en evidencia que el lugar físico no tiene la importancia que creíamos. Aun así, es cierto que hay trabajos de tipo artesanal, tareas relacionadas a la atención al usuario y procesos burocráticos no virtualizados, que no pueden avanzar al plano del teletrabajo.

El teletrabajo, si bien es una modalidad que se viene desarrollando hace más de una década de manera opcional y paulatina, está mostrando un impacto en la cultura organizacional de las empresas, poniendo a prueba los roles de liderazgo, desafiando los perfiles de los empleados, y nuevamente exigiendo flexibilidad a todos los actores involucrados.

¿Cómo liderar en tiempos de teletrabajo?

Empecemos por lo básico: No asumas que tu equipo está haciendo cosas, por el contrario, ten una actitud asertiva y proactiva a nivel comunicacional, estableciendo tareas, haciendo seguimiento grupal e individual, compartiendo cuando tu equipo ha alcanzado metas y objetivos.

Culminemos con la empatía: los líderes tienen el gran desafío de realizar un seguimiento emocional en el teletrabajo, más que nada cuando es una modalidad impuesta por razones de fuerza mayor como es el caso del COVID-19. Realizar un check-in emocional de manera individual y fomentar el check-out laboral de manera grupal, impactará positivamente en los sentimientos de pertenencia y responsabilidad del equipo que trabaja de manera remota.

¿Cómo adaptarnos a la modalidad #HomeOffice?

Como empleados, hay algunos tips que podemos adoptar para sobrellevar esta modalidad de manera adecuada;

1- Arma un espacio de trabajo específico. Esto dependerá mucho de las dimensiones de tu hogar, pero en cualquier caso, organiza tu lugar de trabajo para no invadir otras actividades que haces en tu casa.

2- Sacate el pijama! El teletrabajo está asociado al pijama, cuando en realidad no será tu mejor aliado. Levantarse, salir del dormitorio, ducharse y adoptar un código de vestimenta impactará en tu humor, actitud y productividad laboral

3- Planifica tus tareas y tu rutina laboral. De esta forma podes medir la productividad al ir realizando las metas que te propusiste, de lo contrario podes caer en la trama de «tengo tiempo de sobra, si total estoy en casa».

4- Toma descansos y hace pausas lejos de la computadora. Esto aplica para las comidas también. Existe vida después de las 8 horas por más que estés en tu casa haciendo Home Office, o sea que, al punto anterior súmale tus breaks.

5- Separa tu trabajo de tu vida personal, por más que estés trabajando de manera remota y desde la comodidad de tu hogar. Repasa o retoma una rutina de movimiento y ejercicio físico. Volvé a tus actividades preferidas, hobbies o pendientes que nunca podías hacer como la lectura, programas de televisión, nuevos proyectos, las plantas, probar recetas de cocina, lo que te haga feliz y te distraiga.

¿Qué aspectos psicológicos se ponen en juego al trabajar desde casa durante la cuarentena?

El teletrabajo y el Coronavirus nos condujeron a un escenario de distanciamiento social que ha generado una sensación de ansiedad colectiva, posibles sentimientos de soledad y malestar emocional.

Puede sonar cliché, pero mantener una actitud positiva se vuelve fundamental. El aislamiento social que estamos realizando es un aislamiento de carácter solidario que deviene de una conducta preventiva.

Gestionar nuestros pensamientos durante esta situación es fundamental, por lo tanto, es recomendable informarse y actualizarse solamente de fuentes oficiales, para no caer en pensamientos catastróficos o apocalípticos. Si, estamos cayendo en picada, pero más temprano que tarde esta situación va a mejorar y vamos a salir adelante. ¿Por qué escribo esto? Porque debemos reconocer aquellas preocupaciones que son útiles de las que no lo son para poder manejar emociones como la ansiedad y el miedo de una manera saludable.

Mantener la comunidad es fundamental, no estamos solos sino estamos cuidándonos entre todos. Por lo tanto, usemos las herramientas virtuales para continuar nutriendo nuestros vínculos personales y estar en contacto.

Último y no menor, la situación de encierro que genera la cuarentena y el trabajo remoto, pueden estimular situaciones de Violencia Doméstica. Ante este delicado tema recuerdo la línea de ayuda en Uruguay 08004141 para comunicar o colaborar.

El trabajo remoto no es mejor ni peor, es una modalidad diferente de trabajo. Contame cómo estás llevando tu experiencia abriendo debate para enriquecernos mutuamente!

Desde Growing quiero compartir con vos una Guía Home Office para que puedas trabajar a distancia de la mejor manera. Pedime tu copia por whatsapp!

Fuentes:

  • https://www.gub.uy/ministerio-salud-publica/
  • http://www.jobing.com.ar/
  • http://www.excellentia.com.uy/
  • https://www.qualabs.com/blog/post/how-we-organize-remote-work/
  • https://interludio.cl/2020/03/16/kit-de-sobrevivencia-psicologica-en-cuarentena/
  • Imagen: https://bit.ly/3duGPsY
Hola, Quiero pedir mi Guía Home Office!
Powered by